martes, 2 de junio de 2009

EL ACOSO QUE SE PUEDE HACER

Hay miles y miles de situaciones de acoso en diferentes entornos, diferentes protagonistas, en el trabajo, colegio, familia, sociedad, vida personal. En una situación de acoso hay un acosador como persona individual, de grupo, social, una estructura económica de muchos tipos, una estructura moral de diferentes maneras de presentarse y un acosado que vive el acoso con ansiedad, con el tiempo genera trastornos físicos, de comportamiento y si continua puede llegar a enfermedad orgánica, pedida del control en comportamientos por ansiedad, fobias, depresiones, obsesiones, adicciones, etc.
El acoso es una percepción personal que una persona vive con ansiedad, sufrimiento, comportamientos dirigidos por la necesidad. Una misma situación para otra persona no siente acoso porque no sufre, no manifiesta comportamientos dirigidos por la necesidad. La vivencia de la situación de acoso, ansiedad, con el tiempo y según la capacidad física y/o mental de la persona acosada acaba siempre en enfermedad física y trastornos del comportamiento limitantes para poder vivir una vida independiente. Se puede llegar a producir una situación de huida con el trauma de la experiencia vivida con negatividad, se puede producir una situación de dependencia hacia el acosador cronificándose la relación sintiendo la persona acosada infelicidad por haber renunciado a ser uno mismo por el sufrimiento que vivía. Con el tiempo la situación es muy difícil de revertir porque ante la cesión al acosador se deja de sufrir, Tiene dos posibilidades, seguir las directrices del acosador y no sufrir y la otra sufrir. Al no haberse apartado de esta situación destructiva a tiempo es muy difícil tomar una decisión a favor del sufrimiento, es antinatural. El ser humano se mueve en contra del sufrimiento de manera natural, instintiva, intuitiva.
Me voy a concentrar en las personas que se encuentran en una situación de acoso que tienen la posibilidad de huir del acoso de muy diversas maneras para evitar las que quedan atrapadas con muy pocas posibilidades. Para estas ultimas unos consejos que pueden dar alguna oportunidad. Si tienen la posibilidad de solicitar, recibir alguna ayuda externa intentar en contra del instinto, sentido común de evitar el sufrimiento huir del acoso a pesar del sufrimiento que les produce por el hecho de que vivir acosados es vivir en la mas absoluta infelicidad no hay nada que perder. Te retiene el pánico al sufrimiento y con la ayuda externa tienes que enfrentarte al sufrimiento en contra de tu impulso, instinto, intuición de no sufrir. Con esa ayuda externa no tienes nada que perder ya que al otro lado del sufrimiento esta la infelicidad, vida sin sentido, vida dependiente.
La persona acosada tiene que pensar que sufre ansiedad, sufrimiento, comportamientos dirigidos por la necesidad. No tiene que prestar atención en el acosador del tipo que sea y si en la ansiedad que produce porque es como a través de la ansiedad que produce como el acosador poco a poco intentará hacerse con el control de la persona acosada sin descanso como un cazador detrás de su presa y al final con la recompensa del trofeo ganado que cuanto más difícil, es mas estimulante para el cazador y con un comportamiento de impulsividad que no pueden parar por el placer del acoso, del trofeo, trofeos conseguidos. Analizando en profundidad el acosador es un enfermo de ansiedad porque su comportamiento de acoso no puede controlar siendo adictivo porque al otro lado de su adicción esta la ansiedad, el sufrimiento que huye impulsivamente, intuitivamente, instintivamente.
El acosado si se da cuenta de que produce ansiedad y de que el acosador no podrá parar en su impulsividad de acoso tiene dos caminos. Uno con medicación ansiolítica ajustada a la ansiedad que produce controlar su sufrimiento sus comportamientos de necesidad, aliviar farmacologicamente los trastornos físicos que esta padeciendo y conseguir no ser acosado. El otro camino es salir de la situación de acoso con todos los recursos que disponga, familiares, personales, sociales, económicos, físicos, etc. Otra opción no deseable es aguantar hasta acabar siendo una victima más del acosador, formar parte de su colección y vivir en la infelicidad más absoluta. No te sientes libre, no te sientes un ser humano, tus pensamientos, sentimientos, tu físico no te pertenecen libremente.
En mi experiencia profesional he vivido con mis pacientes todas las posibilidades con éxitos y fracasos, estos últimos por la dificultad en la colaboración al tratamiento farmacológico por parte del acosado por muchos factores externos que no se pudieron evitar. En los éxitos algunos del grupo más difícil, atrapados en el acoso que por una confianza hacia mi profesionalidad y no teniendo nada que perder utilizaban la farmacología a dosis elevadas para poder controlar el alto sufrimiento que les producía seguir mis consejos, en contra de su instinto, intuición de no sufrir. Con el tiempo y la disciplina que tuvieron en tomar la farmacología suficiente se conseguía vivir sus vidas dependientes con sus propios pensamientos, sentimientos, con su físico que les pertenece a ellos pero con el sufrimiento bloqueado con los ansiolíticos. La respuesta del acosador ha sido variada, al principio vuelve al acoso para recuperar su trofeo pero como no pueden producir sufrimiento, no consiguen sus resultados y al no poder asumir el fracaso abandonan su trofeo. Otras veces la persona dependiente al recuperar su dimensión humana, pensamientos, sentimientos, físico propio con el sufrimiento bloqueado con la farmacología tiene consciencia y por sus propios medios se enfrenta al acosador y este renuncia en busca de otra victima más fácil por su necesidad de seguir acosando y tener éxito. El resto de personas en proceso de acoso ajustando el ansiolítico a la ansiedad que producen se bloquea el sufrimiento y al no sufrir viven la situación de acoso de otra manera tomando decisiones desde la tranquilidad evitando el acoso de muchas maneras, a veces he sentido admiración sobre como desde la tranquilidad han evitado la situación de acoso.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Quiero agradecer al dr. ginés lalabor de ayuda y de divulgación que hace dedicando su tiempo a escribir en este blog sobre temas que no son fáciles de abordar, de explicar y que acostumbran a quedar en silencio (de las conversaciones meramente profesionales o personales). Existe una unidad de salud laboral del ayuntamiento de Barcelona que trabaja con temas relacionados con el acoso laboral: www.a.s.p.b.es. Los sindicatos también disponen de asesorías jurídicas que pueden aconsejar a trabajadores en riesgo. De momento estoy reuniendo toda la información que pueda obtener sobre este tema. Creo que ,finalmente, hay que buscar un camino, una ayuda...
Grácias al dr. Ginés por su labor profesional.

Anónimo dijo...

me encanta el blog,nos sirve de ayuda.Gracias a todos.

Anónimo dijo...

En una sociedad como la actual el acoso esta en todas lkas esquinas de la vida,entorno familiar,profesional,etc.Si no somos concientes de ello,nos lleva a la deriva y a la ansiedad,creo que casi la totalidad de las personas parecemos por ello dicha patologia,que a duras penas podemos desprendernos de ella.

Ricardo Gines Bielsa dijo...

Estoy de acuerdo. Por ello es tan importante conseguir no manifestar ansiedad para que el acoso que recibidos por todas partes no nos afecte y seamos victimas perdiendo nuestra identidad como personas. Si no produces ansiedad estás mas fuerte para parar la situacion de acoso, si nos comunicasemos más estos problemas unos a otros nos podríamos ayudar.

Anónimo dijo...

Quiero agadecer la cálidez (y no es por lo mucho que sudo) que tienes en el trato con tus pacientes. Pensaba que no quedaban médicos asi, que tuvieran tan presente en su labor profesional (debería añadir humana) el concepto de "dolor". Imagino que es díficil ejercer cada día, ver tantas personas distintas y a la vez recordar que lo que lleva al paciente a una consulta es algún tipo de sufrimiento.
Para trabajadores/as en situación de riesgo por acoso laboral recomendar la web del departament de treball desde www.gencat.cat/treball: la entrada "discriminació, assetjament sexual, i assetjament psicològic a la feina". Y que pueden denunciar ante la inspecció de Treball o un juzgado de lo social.

Anónimo dijo...

He tenido experiencia personal de acoso laboral y creo que puedo ayudar compartiendo esa información.
mi correo es www.anavar63@terra.es

Anónimo dijo...

Hola:
Soy Ana una paciente que un dia buscó a un médico y encontró una persona excepcional. Estoy de acuerdo con todos los mensajes que hablan de usted como médico que atiende de forma "humana" a sus pacientes. Si algo debe tener un buen profesional de la medicina es empatía y usted tiene tanta que voy a echar de menos mis visitas quincenales. Me gustaría poder pedir hora, de vez en cuando, solamente para volver a escuchar esas "metáforas" que tanto me han servido en estos días tan grises.
Un saludo, un buen verano,
Ana

Anónimo dijo...

anavar63,yo pase años de acoso laboral,los superiores se ponian las medallas y me hacia que los compañeros que estan por debajo los machacará,solo me quedaba una solución irme.Sufrimiento viendo que en muchas empresas los directivos parecen que en vez de ser personas cultas,inteligentes,con estudios,son simples mediocres y pelotas,son los que suben...

Ricardo Gines Bielsa dijo...

Pienso que apartarse de una situacion de acoso es importante para evitar problemas de salud física y mental. Recordar que una situacion de acoso se puede evitar si se controla la ansiedad que produces controlando el sufrimiento y los comportamientos dirigidos por la necesidad con el suficiente ansiolitico benzodiacepina ajustando en cada momento cada persona y para cada situacion. Desde la situacion de no producir ansiedad, la relacion laboral puede no tener sentido y decidir largarse, mi experiencia dice que las decisiones tomadas sin ansiedad te hacen sentir mejor.

Publicar un comentario en la entrada